PROYECTO 2021-2022

Refuerzo de la autonomía financiera de mujeres por medio de la Formación Profesional

El presente proyecto se orienta a mejorar las condiciones de vida de las familias en las comunas de Saint-Marc, Verrettes y Gros-Morne (Departamento de l'Artibonite). Las 3 comunas donde se va a ejecutar el proyecto son eminentemente rurales y la principal actividad de sus 167.477 habitantes es la agricultura. Todas las comunidades seleccionadas se sitúan en zonas montañosas con deficiente cobertura vegetal y suelos afectados por la erosión. En los últimos años, estas comunidades han sufrido muchos daños por catástrofes climáticas como el huracán Mathew, en 2016, o Irma, en 2017. En 2018, unas graves inundaciones destrozaron huertos y cosechas y desde hace dos años una sequía prolongada está afectando a todos los cultivos. Las familias han visto aún más agravadas sus condiciones de vida y mermados sus ingresos por la profunda crisis social por la que atraviesa Haití, el impacto del Covid y la creciente delincuencia que campa a sus anchas por el país. Con unos ingresos inferiores a 2 dólares por día, unos servicios básicos deficitarios o inexistentes y la falta de trabajo, muchos campesinos de la zona intentan emigrar para buscarse un futuro mejor, llegando a haber en ocasiones falta de mano de obra. El proyecto se enfoca a dos ejes fundamentales: a) fortalecer las capacidades técnicas de los productores para lograr una mejor adaptación al cambio climático y una producción sostenible y b) mejorar las capacidades de 3 cooperativas agrícolas (Kopkomg, Kopwoktav y Kotkopas) para mejorar sus servicios de almacenaje, transformación y comercialización. Los beneficiarios directos de este proyecto son los miembros de las 3 cooperativas involucradas (632 personas) así como 202 campesinos que iniciarán o reforzarán sus cultivos con enfoque de sostenibilidad. El socio local, ITECA, lleva varios años de trabajo con Manos Unidas en proyectos de emergencia y de desarrollo y ha sido visitada en varias ocasiones, comprobando su profesionalidad y cercanía a las comunidades beneficiarias, así como una apuesta clara por la sostenibilidad y la autogestión de las organizaciones campesinas. El proyecto, de 12 meses de duración, prevé la realización de actividades como formación y dotación de semillas para familias campesinas, puesta en marcha de huertos agroforestales y de hortalizas, recuperación de terrenos agrícolas mediante barreras vivas, sensibilización sobre prácticas agrícolas, capacitación a gestores de cooperativas y unidades de transformación, creación de fondo rotativo y elaboración de planes y campañas de promoción sobre productos locales, especialmente mango. Manos Unidas contribuirá con un 69% del presupuesto destinado a las partidas de equipos, personal local, servicios técnicos y formación. Por su parte, el socio local y los beneficiarios (cooperativas) aportarán el 31% restante en las partidas de personal local y funcionamiento. El proyecto se orienta a la consecución del ODS (Objetivo de Desarrollo Sostenible) no 1 "Fin de la Pobreza".

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete