PROYECTO 2021-2022

Prevención de la salud integral de mujeres y jóvenes indígenas de San Marcos

El proyecto se llevará a cabo en 11 comunidades del Municipio de Esquipulas Palo Gordo, en el Dpto.de San Marcos, al Occidente de Guatemala. Desde la Pastoral Social de la Parroquia se estaba trabajando en anteriores proyectos en procesos de formación y empoderamiento de los jóvenes del municipio organizados en 11 Consejos de Adolescentes y Jóvenes (CAJ). En las 11 comunidades que lo integran, los principales problemas que afrontan los jóvenes son el desarraigo de la vida familiar y comunitaria, la migración, el desempleo, las condiciones de extrema pobreza, la corrupción e impunidad de las instituciones, la invisibilidad de estos jóvenes en el ámbito comunitario y municipal. A esto hay que añadir el crimen organizado, la violencia, el abuso, maltrato y la desigualdad por discriminación étnica y de género y la falta de espacios de participación social para jóvenes. Estas situaciones se han agravado con la Covid-19 que, en estos dos años de existencia, ha generado un gran estrés y desesperación de las familias porque ha disminuido los ingresos económicos para mantenerse, ha generado miedo a la enfermedad, violencia intrafamiliar, aislamiento, falta de alimentos variados y adecuados y desnutrición, y esto está afectando de una manera importante a jóvenes y mujeres, mayoritariamente indígenas, que han visto como son abandonados por el sistema. El  proyecto quiere incidir en una realidad muy enmascarada, especialmente entre las mujeres y jóvenes de poblaciones indígenas, que revela altísimos índices de violencia intrafamiliar especialmente contra los niños, adolescentes y jóvenes que ha hecho que se incremente el número de suicidios entre este sector de la población, además del desarraigo cultural, la pérdida de valores comunitarios y el atropello continuado de sus derechos. Estas situaciones tienen su impacto en la salud mental y física de estos colectivos, situaciones que se han agravado por la Covid19 en el país. Es fundamental, por tanto, fortalecer el seguimiento psicosocial para mejorar la salud y calidad de vida de los jóvenes y mujeres y seguir formando a promotores líderes en cómo abordar estas realidades. A su vez hay que reforzar los dos centros de atención psicosocial y de medicina alternativa que se ubican en el Altiplano y en la Costa que permitirán continuar con la labor de prevención en salud con metodologías adaptadas a la realidad cultural indígena (medicinas tradicionales) que son aceptadas por la población y que pueden lograr paliar los efectos de la pandemia. La Parroquia de Esquipulas Palo Gordo solicita la colaboración de Manos Unidas para asistir a adolescentes, jóvenes y mujeres organizados en Comités y proporcionarles asistencia en el ámbito de la salud mental y sanitaria, contribuyendo a su reinserción y la reconstrucción de su cotidianidad y la mejora de su calidad de vida. Se implementará un proyecto con 2 objetivos principales, por un lado, disminuir el grado de afección psicosocial y física asistiendo a 289 personas (mujeres y hombres adultos y adolescentes y jóvenes). Por otro lado, se formará a promotores/as de salud comunitaria nuevos para que puedan identificar y acompañar a sus comunidades, contando con  asistencia profesional para formar, sistematizar y acompañar en la experiencia con especial incidencia en la medicina tradicional. Para su concreción se convocará a distintos actores, representantes de los Consejos Regionales con el fin de generar cambios, utilizando métodos de trabajo que apuesten por los valores comunitarios y de salud comunitaria que den respuesta a las problemáticas de las comunidades indígenas agudizadas por la pandemia. El proyecto responde al ODS (Objetivo de Desarrollo Sostenible) no 3 "Salud y Bienestar". El proyecto beneficiará directamente a 289 personas que recibirán acompañamiento y a dos equipos de promotores y promotoras comunitarios que culminarán la formación especializada y atenderán en las 11 comunidades. Manos Unidas aportará fondos para personal, equipos, materiales formativos y encuentros de formación (80%) y el socio local aportará fondos para personal y funcionamiento (20%). 

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete