PROYECTO 2023-2024

Derecho al agua de calidad y gestión comunitaria en comunidades indígenas de Palmira

Una de las características de la población de la Parroquia de Palmira en la Provincia de Chimborazo es que la totalidad son del pueblo indígena Puruhá, quienes conservan su propio idioma, el kichwa, sus costumbres ancestrales y formas de vida propias de su cultura y cosmovisión. Viven en 38 asentamientos humanos, denominados comunidades, que en la práctica es una forma de organización social y económica que permite a las familias compartir recursos comunes como la tierra, agua y ocasionalmente maquinaria. Según el Plan de Desarrollo 2019-2023 la mayoría de las familias de esta parroquia cuentan con el servicio de agua de consumo humano, pero de muy mala calidad, con niveles elevados de coliformes en especial, lo cual afecta mayoritariamente a niños y niñas en los primeros años de infancia, ya que expresan en los altos índices problemas digestivos y cutáneos. Esta situación sumada a otros factores como las malas prácticas de higiene y malnutrición puede desencadenar en la desnutrición aguda y desnutrición crónica infantil. Además, la concepción de la infraestructura de estos sistemas de agua, no ha considerado las necesidades y perspectivas de las mujeres, que necesitan utilizar el agua de manera más eficiente, cercana, cómoda y segura. Las mujeres son quienes en su totalidad conservan el uso de la vestimenta tradicional y el idioma, principalmente las adultas, sin embargo, existe una incipiente participación de ellas en las estructuras organizativas propias, por ello solo el 16% de la dirección en la parroquia está representado por mujeres. La niñez, si bien tiene agua en las escuelas, lo común es que no tengan servicios higiénicos y en la mayoría de las veces el grifo está dañado e inutilizado, con mucho desperdicio de agua. De acuerdo a normativa nacional, las Juntas Administradoras de Agua Potable - JJAP - son las encargadas de la gestión y la sostenibilidad de los sistemas de agua en comunidades rurales del país, sin embargo, estas estructuras organizativas no siempre han tenido el apoyo necesario para su buen funcionamiento, por lo que el funcionamiento de estos sistemas de agua comunitarios, tienen sentidas debilidades en su funcionamiento.

La Central Ecuatoriana de Servicios Agrícolas -CESA- es una entidad con mucha experiencia en temas relacionados al agua, recursos naturales, economías y sociedades campesinas e indígenas, es también uno de los socios locales más importantes de Manos Unidas en Ecuador, quienes en estrecha alianza con los gobiernos locales buscan promover el acceso al agua potable como derecho humano, y a mejores condiciones sanitarias, con criterios de equidad, sostenibilidad y participación social en Chimborazo. Para ello proponen este proyecto para que en 12 meses de trabajo 1.320 personas beneficiarias tengan agua de calidad mediante la mejora de 6 sistemas de agua potable que contribuyen a la equidad y a la higiene básica (R1). También 13 organizaciones que administran los sistemas de agua fortalecerán sus capacidades de gestión en Administración, Operación y Mantenimiento de estos sistemas (R2). Las organizaciones comunitarias promoverán la aplicación de buenas prácticas de higiene y buen uso del agua en las familias y escuelas con el apoyo de la Universidad local (R3).

Para hacer posible este reto acuden a Manos Unidas solicitando apoyo que les permita cubrir los costos de los materiales de construcción para los sistemas de agua, equipos, personal técnico, capacitación y funcionamiento (62%), las comunidades, CESA y los gobiernos locales aportaran una parte importante de la mano de obra para los sistemas de agua, parte del costo de materiales y funcionamiento (38%). Con este proyecto se contribuye al logro de los ODS nº 6 "Agua limpia y saneamiento" y nº 10 "Reducción de las desigualdades".

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete