PROYECTO 2023-2024

Mejorar salud integral comunitaria y soberanía alimentaria de la población indígena

El proyecto se llevará a cabo en 16 comunidades mayas Achí, de 4 municipios (Santa Cruz El Chol, San Miguel Chicaj, Purulhá y Cubulco) en el Dpto. de Baja Verapaz región centro-norte de Guatemala, que forman parte del corredor seco. Esta zona presenta altos niveles de pobreza general (64%) que se ha incrementado con la subida de la canasta básica y la poca inversión del gobierno en servicios básicos como la salud. La situación sanitaria en esta zona de población indígena es muy deficiente, con total falta de compromiso de las autoridades a nivel nacional. El personal de salud es insuficiente, falta material y equipos médicos y los medicamentos son caros para las familias. Hay una total falta de reconocimiento por parte de las autoridades del liderazgo comunitario, de los promotores de salud y las comadronas indígenas, que son las personas más cercanas a las familias capaces de proporcionar atención primaria de salud con pocos medios y atención especializada en los partos y a los niños neonatos. Además, hay total discriminación de las prácticas de salud ancestrales y el uso de medicina natural. Las comunidades están muy alejadas y con difícil acceso a los centros de salud y al hospital departamental y las familias, ante una enfermedad complicada, deben recorrer entre 40-80 km. Los efectos de todo esto han sido un incremento de la mortalidad, principalmente en niños y mujeres. A su vez, hay problemas de seguridad alimentaria que incide en la salud de los niños con riesgo de desnutrición.

ASECSA solicita la colaboración de Manos Unidas para continuar con el plan de Atención Integral Sanitaria, la defensa del derecho a la salud y la soberanía alimentaria en estas comunidades. El presente proyecto tiene como objetivo fortalecer la atención primaria de salud integral comunitaria, mejorando la infraestructura y equipamiento de los puestos de salud y centros de convergencias. Dar continuidad a los procesos de formación de los actores comunitarios de salud, y acceso a la soberanía alimentaria, contribuyendo al buen vivir y acompañar a los actores comunitarios existentes y nuevos (promotores, comadrona y terapeutas) en procesos de formación y fortalecimiento de sus conocimientos y capacidades en atención primaria integral, contribuyendo a mejorar e incidir en la participación política. En el proyecto se plantean dos ejes fundamentales: a) Mejorar la infraestructura y equipamiento de cuatro puestos de salud y centros de convergencia, para la atención de salud integral comunitaria, en las comunidades de los municipios de Purulhá, San Miguel Chicaj, El Chol y Cubulco del Departamento de Baja Verapaz; así como la formación especializada de jóvenes promotores de salud para garantizar el relevo generacional, intercambio de experiencias y actualización de conocimientos, y participación en espacios municipales y departamentales con el fin de incidir para mejorar la inversión en salud en estos municipios b) Fortalecer la formación de promotores agroecológicos de las 16 comunidades de los cuatro municipios de Bajas Verapaz e implementación de sistemas agroecológicos, invernaderos y seguimiento de las infraestructuras de aves ya instaladas, para mejorar la soberanía alimentaria. Realización de réplicas por parte de estos promotores agrícolas en las 16 comunidades. El proyecto beneficiará directamente a 311 personas de las comunidades. El proyecto se enmarca en el cumplimiento de los ODS nº 2 para la erradicación del hambre y seguridad alimentaria, nº 3 que busca garantizar la salud y reducir la tasa de mortalidad y nº 1 cuyo fin es poner fin a la pobreza. Manos Unidas aportará fondos para equipos y materiales, personal para capacitaciones, personal técnico, viajes y estancias, funcionamiento y evaluación (82%) y el socio local aportará fondos para personal, funcionamiento y suministros (16%) y los beneficiarios mano de obra (2%).

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete