PROYECTO 2023-2024. Vicaría Norte

Dotación de agua potable para barriada y hospital en Fiango

El proyecto se encuentra en pleno Golfo de Guinea, en la Región anglófona del Suroeste de Camerún, concretamente en la localidad de Kumba, en el barrio de Fiango (país con IDH que le sitúa en el puesto 151 de 191). Es una población densamente habitada, rodeada de selva ecuatorial, con una tierra volcánica muy fértil, en la que la principal actividad económica es la agricultura y, en menor medida, el pequeño comercio y funcionariado. El nivel socio-económico es bajo, con unos ingresos medios que ascienden a unos 500 euros anuales por familia. El acceso al agua potable en Africa es deficiente, y Camerún, participa del mismo problema. A pesar de recibir y acoger desplazados internos, carece de acceso al agua potable. Hay algunos pozos en la zona, pero el agua es insuficiente en la estación de lluvias y se agotan completamente en la estación seca. El Gobierno no se ocupa ni del acceso al agua, ni del desarrollo en general, pues se trata de una región en la que habitualmente gana las elecciones la oposición y donde las legítimas protestas políticas de la población, marginada por quien lleva 42 años en la Presidencia de un Estado fuertemente centralizado, han sido ignoradas. La situación se ha visto agravada en los 6 últimos años por la crisis humanitaria producida por el conflicto armado en las 2 regiones anglófonas, que ha originado más de 600.000 desplazados internos y un conflicto armado desde 2017.

En este difícil contexto, en Fiango, centro de la Misión católica de Kumba, la entonces Diócesis de Buea creó en 1970 el "Catholic Integrated Health Center" dirigido desde sus inicios por la congregación diocesana local "Srs of St Therese of the Child Jesus". Comenzó su andadura como pequeño ambulatorio para aliviar las necesidades de la población y se ha ido ampliando con pabellón de hospitalizaciones y en 2004 con una maternidad. Atiende un área con una población de unos 570.000 habitantes. El viejo sistema de agua del hospital es insuficiente y muy deficiente, con largos cortes del suministro. Para los 4.700 habitantes del barrio de Fiango, el acceso a agua 122 es un reto diario y tienen que comprar bidones o ir a buscarla a riachuelos y 8 de cada 10 pacientes del hospital acuden al mismo por diarreas y otras enfermedades de origen hídrico. Por ello, los líderes comunitarios se han dirigido a la directora del hospital para dar solución a la falta de agua. Así, tras estudio hidrológico y geotécnico, nuestro socio local, la joven Diócesis de Kumba, solicita apoyo a Manos Unidas para proveer de agua potable durante todo el año a la población de un barrio que cuenta con tres colegios, un gran mercado, y un hospital diocesano.

Concretamente se trata de la construcción de un pozo, consistente en una perforación de hasta 100 metros, bomba solar, torre de agua, dos depósitos y 3 grifos. Los beneficiarios directos son los habitantes de Fiango que han constituido un Comité de Gestión del Agua, así como los pacientes y personal del Hospital diocesano.

El socio local contribuye con parte del personal y gastos de gestión lo que supone 10%, Manos Unidas contribuye un 89% en la construcción y puesta en marcha del sistema de agua, y finalmente, lo aportado por los beneficiarios, consiste en materiales locales como grava y arena y mano de obra no cualificada, asciende a un 1%. Está directamente alineado con los ODS nº 6 "Agua limpia y saneamiento" y nº 7 "Energía Asequible y no Contaminante". Los beneficiarios directos son los 7.400 habitantes y usuarios del Hospital que verán reforzada su salud. La duración del proyecto es de un año.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete