Reducción de vulnerabilidad y refuerzo de las capacidades de respuesta de la población e instituciones en 21 comunidades de QUETZALTENANGO y SAN MARCOS, GUATEMALA"

El proyecto surge como respuesta a diferentes solicitudes realizadas por autoridades municipales, delegados de CONRED (Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres) de San Marcos y Quetzaltenango y grupos organizados y no organizados de comunidades que han sido afectadas seriamente por fenómenos naturales como el paso de la tormenta Stan y Agatha, las erupciones del Volcán Santiaguito, la depresión tropical 12-E y el terremoto de noviembre de 2012. Estos desastres naturales que produjeron muertes, pérdida parcial o total de cultivos, daño en las viviendas y red vial, ponen al descubierto la vulnerabilidad ambiental, social y económica en las que viven las mujeres y hombres de las comunidades y la ineficiente respuesta del Estado ante estos fenómenos. Por otro lado, evidencia el interés de las autoridades municipales, y CONRED para fortalecer su organización y prepararse para la atención de las emergencias. 

Los municipios que forman parte de esta intervención tienen una población en su mayoría indígena (80%) que vive diseminada en pequeñas comunidades rurales, dedicadas a la agricultura de cultivos básicos (maíz y frijol) en extensiones menores a 1 Ha. y en menor medida a la artesanía textil y de la madera. Básicamente su economía es de subsistencia y muy vulnerable ante las situaciones de emergencia.Tanto San Marcos como Quetzaltenenago están considerados en el último mapa de riesgos de la Secretaria General de Planificación y Programación SEGEPLAN como departamentos con un riesgo muy alto por las amenazas de carácter socio-naturales, antrópicas, geológicas y las hidrometereológicas que se han considerado con un alto grado de posibilidad de causar daños en la población y el territorio en general. La falta de planes de ordenamiento territorial, de atención de emergencias y de defensa civil ha repercutido en los términos antes descritos. Cabe señalar que estas pérdidas han afectado de manera más acusada a las mujeres indígenas quienes debido a su posición y condición en la comunidad ven más afectados sus medios de vida ya que son quienes gestionan la economía de subsistencia de su familia, quienes se encargan de las labores de cuidado y reparación después el desastre y quienes menos participan en las instancias de toma de decisiones de la comunidad.

Por ello el proyecto busca reducir los niveles de vulnerabilidad ambiental, social y económica de 21 comunidades indígenas de Quetzaltenango y San Marcos, fortaleciendo los liderazgos de mujeres, fortaleciendo la capacidad de respuesta comunitaria y municipal ante fenómenos naturales a través de la conformación y capacitación de coordinadoras para la reducción de desastres y planes de contingencia. Se promoverá la modificación de la actual Ley de CONRED para que se convierta en una secretaría de defensa civil con presupuesto asignado. Y finalmente, se recuperarán y diversificarán las actividades productivas de las mujeres que han sido afectadas por fenómenos naturales recientes. El proyecto está dirigido a 1,110 beneficiarios directos y 6.840 indirectos.

Podeis obtener mas información sobre el proyecto en el documento adjunto.

El proyecto tiene un coste total de 180.170 euros. La Fundación Ciudad de Alcobendas contribuye a su financiación con 15.000 euros.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete