Plántale cara al hambre: Siembra - #ManosUnidasSiembra

Desde el recuerdo al misionero García Viejo, seguimos trabajando contra el #Ebola

Viernes, 26 septiembre, 2014

Ayer por la tarde conocíamos la noticia: Manuel García Viejo, el misionero español repatriado desde Sierra Leona tras habérsele detectado el virus del Ébola, fallecía en en el Hospital La Paz-Carlos III de Madrid. Fue el lunes de la pasada semana cuando, ante los primeros síntomas de la enfermedad, se sometió a los análisis pertinentes y, tras dar positivo, pidió a la Orden de San Juan de Dios, a la que pertenecía, ser repatriado a España para intentar evitar el fatal desenlace que, finalmente, se produjo ayer.

García Viejo, de 69 años, había trabajado en los últimos 30 años en el continente africano, en Ghana, Camerún y era el director médico del hospital de San Juan de Dios en Lunsar, Sierra Leona, uno de los países que está sufriendo, en mayor medida, el azote del virus que empezó a propagarse de forma exponencial el pasado mes de mayo. Actualmente, el Ébola ha infectado ya oficialmente a más de 4.000 personas en Guinea, Sierra leona, Liberia, Nigeria y Senegal, y se estima que la cifra podría alcanzar los 20.000 afectados antes de poder ser controlada.

Manos Unidas sigue respondiendo

Con el fin de contener la propagación del virus, Manos Unidas está respondiendo a las peticiones de ayuda que en estas semanas ha estado recibiendo desde los países afectados, y está enviando partidas de ayuda de emergencia.

A las tres ya enviadas a principios de este mes, por un importe de 95.062 euros, se suman ahora otras dos, por importe de 72.696 euros, para nuestros socios locales de San Juan de Dios y Doctors with África CUAMM. Estas dos nuevas partidas siguen teniendo como uno de sus principales fines la sensibilización, la capacitación del personal sanitario y la formación de los grupos de voluntarios necesarios para  llevar a cabo tareas informativas entre la población, esenciales para saber cómo se propaga el Ébola, y para detener el avance de la enfermedad.

Muertes por falta de educación

El padre Peter Konteh, director ejecutivo de Caritas en Freetown, con quien mantenemos un estrecho contacto desde que el virus mostró su cara más letal, nos daba a conocer hace unos días la importancia de esta acciones: “Las comunidades están muy agradecidas por el apoyo a esta unidad de información, pero todavía no podemos llegar a todas las personas correctamente, de ahí la necesidad de seguir financiando este proyecto, porque muchas personas siguen muriendo por la falta de educación y comprensión”. “Hasta ahora -nos decía el director del proyecto- hemos sido capaces de formar a todos los sacerdotes, y cinco religiosas de todas las parroquias de la archidiócesis, con los mensajes clave del Ébola, y también hemos podido distribuir cubetas, cloro y pastillas de jabón a las distintas parroquias y comunidades católicas”.

El pasado martes 16 de septiembre, el padre Peter Konteh fue invitado al Senado de Estados Unidos, a una audiencia conjunta sobre la crisis del Ébola en el África Occidental. Estuvo acompañado por Ismael Charles, ex niño soldado de la “guerra de los diamantes de sangre” y allí hablaron sobre las condiciones económicas en su país, el empeoramiento de la seguridad y los problemas de salud.

 

En Manos Unidas, desde el recuerdo y la oración hacia los fallecidos y los que actualmente están infectados y luchan por recuperarse, seguimos trabajando para frenar el avance del Ébola.

 

Galería de imágenes: 
Comparte: