Equipamiento de la panadería que sostiene un hogar para niñas

Los beneficios de la panadería del Hogar del Buen Pastor, un hogar para niñas, contribuye al mantenimiento de las actividades que se realizan. El Hogar acoge, orienta, acompaña y forma a chicas jóvenes asegurándoles un oficio.

Panadería del Hogar del Buen Pastor, un hogar para niñas en Cuzco, Perú

El proyecto se desarrolla en el populoso barrio de San Blas, de la peruana ciudad de Cuzco, donde las más afectadas por los elevados índices de pobreza son las niñas y mujeres. Éstas no suelen tener recursos para terminar los estudios y suelen terminar condenadas a la servidumbre a cambio de alimento y vestido, y con riesgo de violencia y maltrato físico y psicológico.

Convertir la panadería en una microempresa

La Congregación del Buen Pastor, presente en el barrio desde hace 15 años, conduce el Hogar del Buen Pastor donde acogen a jóvenes a las que orientan, acompañan y forman, asegurándoles un oficio. En este hogar para niñas hay dos tiendas, una de ellas es una panadería donde las jóvenes elaboran panes, pasteles y tartas que venden, a menor coste, a la población marginal de Cuzco.

Las internas asisten al colegio o a la universidad y también trabajan en la panadería y en la cafetería. El trabajo sirve para contribuir a los gastos del Hogar, la educación, el seguro médico, el material pedagógico y otras necesidades.

Para aumentar la producción y poder atender la demanda de nuevos clientes (colegios, comedores parroquiales, congregaciones, etc.), es preciso renovar la maquinaria de la panadería ya que la actual está obsoleta y sufre averías constantemente. Además, la intención es convertir la panadería en una microempresa para lo que se hará una selección de las jóvenes y mujeres interesadas, que recibirán formación teórico-práctica en:

  • Producción variada.
  • Manejo de las máquinas
  • Relaciones humanas para la atención al público y a los consumidores.

Manos Unidas asume íntegramente los costes de la renovación del equipamiento de la panadería, que beneficiará directamente a 113 personas: 20 internas, 48 menores y 45 madres.

Galería de imágenes: 
Panadería del Hogar del Buen Pastor, en Cuzco

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete