Implementación de estrategias de resilencia para la adaptación al cambio climático en 8 comunidades de los municipios de San Gerardo y Nuevo Edén, en el corredor seco de El Salvador

La zona donde se desarrolla el presente proyecto, ha sido literalmente abandonada por los gobiernos nacionales, desde antes del conflicto armado. Estos municipios y su población, fueron bastiones de la guerrilla por diferentes razones: topografía, cercanía con Honduras, alejada de los grandes centros de población urbana y por lo tanto fueron escenarios de muchos combates con el ejército nacional, la aviación bombardeaba constantemente las  zonas, lo que provocó mucha migración interna y externa. Las zonas fueron bastante abandonadas por la población civil que huyó de la afectación directa del conflicto armado.

La presente propuesta se desarrollará en comunidades ubicadas en municipios del corredor seco centroamericano, que se han visto gravemente afectadas por sequías severas de records históricos a nivel nacional, y en las  cuales las familias se han visto afectadas con graves pérdidas económicas y amenaza a la seguridad alimentaria. El proyecto busca disminuir los impactos de la variabilidad climática y del cambio climático en la seguridad alimentaria de las familias más pobres que habitan las regiones más vulnerables de la Diócesis de Santiago de María, (demarcación en la que trabaja la Socia Local). Promueve el fortalecimiento de la resiliencia de las comunidades más vulnerables, impulsando acciones que promuevan la adopción de prácticas productivas y de consumo que permitan a las familias proteger, diversificar sus fuentes de ingreso y fortalecer o desarrollar nuevos  medios de vida, mejorando sus estrategias de subsistencia y adaptabilidad al Cambio Climático, de manera que las comunidades puedan hacer ajustes, moderar o aprovechar los cambios que el clima provoca en sus entornos.

Este proyecto pretende capacitar a técnicos y líderes comunitarios, con un enfoque de derechos y de fortalecimiento de las instituciones democráticas, en la lucha contra la injusticia, el hambre y la pobreza, poniendo especial énfasis en las necesidades y prioridades locales del derecho a la alimentación que tienen las familias, y especialmente las personas en situaciones más vulnerables, tales como mujeres y niños, que sufren las consecuencias del abandono de los medios de vida por parte de un gran número de hombres jóvenes que emigran de estas tierras, lo que hace necesaria una planificación familiar y comunitaria adecuada.
A través de un análisis profundo de la relación existente entre medio ambiente, cambio climático, Derecho a la Alimentación, y equidad social, se pretende capacitar y prevenir frente a las vulnerabilidades socio-ambientales para favorecer la resiliencia comunitaria en la garantía de los derechos, desarrollando una “cultura de gestión y disminución del riesgo de desastre” en las comunidades seleccionadas.

La ejecución del proyecto corre a cargo de la organización local Cáritas El Salvador, Diócesis de Santiago de María. 

El proyecto tiene un coste Total de 93.617,90 € y está dirigido a 1.237 beneficiarios directos y 10.020 indirectos. 

Podeis obtener mas información sobre el proyecto en el documento adjunto.

Galería de imágenes: 

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete