Ante Benedicto XVI - Manos Unidas renueva su compromiso con la iglesia y con los pobres en su cincuenta aniversario

...ERSARIO “Venimos a celebrar nuestro 50 aniversario y a renovar nuestro compromiso con la Iglesia y con los pobres y los más necesitados”, dijo con voz firme pero emocionada la Presidenta de Manos Unidas, Myriam García Abrisqueta tomando en sus manos las del Papa Benedicto XVI que las mantuvo largamente en las suyas, mientras la miraba atenta...

Noticias Manos Unidas - Manos Unidas viaja a Roma - 28092009

NOTICIAS 1 de octubre de 2009

ANTE BENEDICTO XVI

MANOS UNIDAS RENUEVA SU COMPROMISO CON LA IGLESIA Y CON LOS POBRES EN SU CINCUENTA ANIVERSARIO

“Venimos a celebrar nuestro 50 aniversario y a renovar nuestro compromiso con la Iglesia y con los pobres y los más necesitados”, dijo con voz firme pero emocionada la Presidenta de Manos Unidas, Myriam García Abrisqueta tomando en sus manos las del Papa Benedicto XVI que las mantuvo largamente en las suyas, mientras la miraba atentamente a los ojos y escuchaba lo que además le decía Myriam con esa sonrisa suya tan tierna: “Santo Padre confío en sus manos de Buen Pastor a todas las personas que colaboran con Manos Unidas, a las voluntarias y voluntarios y a sus familias y a todas las personas que han formado parte del servicio de Manos Unidas en este medio siglo”. Y aún añadió, poniendo el corazón en sus palabras: “Le queremos mucho, rece por nosotras”.

Benedicto XVI, durante la audiencia general había felicitado públicamente a Manos Unidas por los 50 años de vida y la labor que realizan a favor de los pueblos en desarrollo. Les había invitado a dar un nuevo impulso a la vida de fe, esperanza y caridad,”para que vuestro trabajo siga siendo signo eficaz de la presencia del Señor Jesús en medio de los que más sufren”. Anteriormente se había referido a su reciente viaje pastoral a Chequia del que espera tantos frutos.

Sobre el sagrato de la plaza, sillas y lugares especiales tanto para la Presidenta, Myriam Garcia Abrisqueta, como para la secretaria, Ana Álvarez de Lara, presidenta que fue durante seis años, y que lucía la Cruz de Dama de San Gregorio Magno, se encontraban el Consiliario Mons. Juan José Omella Omella, obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, el Secretario general de los Servicios Centrales de Manos Unidas Rafael Serrano Castro y monseñor Segundo Tejado, de Cor Unum. El Cardenal Antonio Cañizares, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, se acercó a saludarnos un momento, bien sabido es su afecto a Manos Unidas.

El Papa Benedicto XVI, después del saludo de cardenales y obispos presentes en la audiencia, dejó su estrado y bajó a ver a las personas. Entonces Monseñor Omella presento al Papa a la Presidenta, y ella conversó con respeto y sencillez, sin cortapisas, con el Pontífice, como hemos explicado antes, y le entregó como recuerdo una magnífica escultura en piedra del Buen Pastor, obra de las monjas de Belén, de Sigena (Huesca).

A su vez, Ana Álvarez de Lara, le dio en mano al Papa una Carta de Manos Unidas que explica el testimonio de comunión con la Iglesia y la opción por los pobres de Manos Unidas. Ana dice que le embargaba la emoción y que mantuvo entre las suyas cuanto pudo las del Papa. Por último el Secretario General de los Servicios Centrales Rafael Serrano, puso en manos del Papa "La Historia de los 50 Años de Manos Unidas", escrito por Pedro Escartin, mientras le decía: “Santidad, esta es una historia de fe y de amor a los hermanos”.
Fue un día inolvidable, que había tenido un precedente espiritual, ya que a las 8 de la mañana el Cardenal Cordes, de Cor Unum celebró la Eucaristía para nuestro grupo en la pequeña Iglesia de San Lorenzo, cerca de la Plaza de San Pedro. Concelebraron monseñor Segundo Tejado, don Marcelino Casas y don David Rodríguez Luna, sacerdote de la Delegación de Toledo.

El cardenal nos recordó que somos testigos del amor del Padre y así el mundo puede conocer que Dios le ama. Porque tenemos algo que llevar al mundo: el amor del Padre. Comentó haber leído a un periodista del Financial Times una frase lapidaria: “Benedicto ha comprendido mejor que Obama los problemas del mundo”. Y exhortó a descubrir a Dios en el voluntariado.

El día anterior, el martes, también temprano el cardenal Cañizares concelebró para Manos Unidas en el altar de San José de la Basílica de San Pedro, y con el obispo Omella, nuestro consiliario; don Marcelino Casas y don David Rodríguez de Luna.

No faltaron ni la visita turística a la Roma cristiana ni la vuelta por la Roma pagana. No ha llegado esta peregrinación relámpago, ni siquiera a las 72 horas, y ha sido sentir común de todos los participantes el deseo de repetir. Tan agradables, fraternales, simpáticos y serviciales se han mostrado todos en esos días de convivencia.

(más vídeos de este acto)

ALGUNAS IMÁGENES DE LA PEREGRINACIÓN A ROMA




© Manos Unidas 2004

Colabora con Manos Unidas

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete