Fortalecimiento de alternativas económicas de productores

El objetivo de la presente intervención es mejorar las alternativas económicas de productores de 18 caseríos del distrito de Huamachuco (Perú), con equidad en el acceso y control de los recursos, garantizando su participación en la gestión local.

Fortalecimiento de alternativas económicas de productores

El departamento de La Libertad se ubica al noroeste del Perú. Políticamente está dividido en 12 provincias y 83 distritos, siendo su capital la ciudad de Trujillo. El distrito de Huamachuco, ámbito de intervención del proyecto, pertenece a la provincia Sánchez Carrión y por su ubicación geográfica, constituye un eje de desarrollo socioeconómico que conecta la sierra y la costa. Huamachuco está catalogado como una comunidad rural ya que dos tercios del distrito son zonas rurales, lo que hace que la zona urbana dependa de las dinámicas comerciales de esta zona. Administrativamente comprende los caseríos de Cahuadán, La Conga, La Colpa, Choquizonguillo, Marcochugo, Coipin, Carracmaca, Puente Piedra-Isogocha, Capulí, Pumapampa, Rumichaca, Olivo, Mallan, Coyochuro, Cruz de las flores, Wiracochapampa, Vaquería y Urpay. El distrito de Huamachuco tiene una población de 59.407 habitantes, de la cual el 42% es población rural. En cuanto a los índices de pobreza, el censo de Población y Vivienda del año 2007 reportó que: El 60,1% del total de la población de Huamachuco vive en condiciones de pobreza; el 28,7% en extrema pobreza y el 57,5% de la población tiene por lo menos una necesidad básica insatisfecha (NBI) También presenta tasas preocupantes de desnutrición crónica y un índice seguridad alimentaria del 0.5147, muy por debajo del 1, que es su nivel máximo.

El objetivo de la presente intervención es mejorar las alternativas económicas de productores de 18 caseríos del distrito de Huamachuco, con equidad en el acceso y control de los recursos, garantizando su participación en la gestión local. La intervención contempla tres líneas de actuación, con el fin de mejorar las condiciones de vida de la población del proyecto en especial el acceso de recursos económicos y productivos de mujeres de manera asociada:

  • Fortalecer las capacidades de incidencia y participación de las mujeres del distrito de Huamachuco en la gestión organizativa y local. Con ello se quiere aumentar la representación de las mujeres en la vida pública de su comunidad y como consecuencia, las propuestas de las mujeres sobre su vida y desarrollo son puestas en marcha en sus propias organizaciones y sus prioridades son tomadas en cuenta en la agenda pública local.
  • Mujeres y hombres del distrito de Huamachuco optimizan la productividad de sus actividades económicas de manera sostenible. El proyecto fortalecerá las organizaciones productivas y a sus integrantes, de manera que se incremente la producción y la calidad de la misma de manera sostenible. Las organizaciones y los productores iniciarán el uso de nuevas técnicas y tecnologías productivas, harán un mejor uso de los recursos y tendrán mayor capacidad para gestionar y comercializar, siempre bajo el marco de prácticas sostenibles ecológicamente.
  • Productores organizados en una cooperativa acceden al mercado en mejores condiciones de competitividad, con un enfoque de economía popular y solidaria. El proyecto busca que las organizaciones pasen de la comercialización individual a la comercialización colectiva de los excedentes de la producción, a través de la empresa cooperativa, con protagonismo de las mujeres.

La población beneficiaria del proyecto está conformada por 300 personas,200 campesinas y 100 campesinos, que forman parte de 18 organizaciones productoras, cada una ubicada en uno de los 18 caseríos que forman parte de la intervención. La aportación local se destina a construcción, equipos y materiales, personal y capacitación y la llevará a cabo El Centro Ecuménico de Promoción y Acción Social Norte (CEDEPAS Norte), que es una Asociación Civil sin fines de lucro constituida el 28 de diciembre del 2005, que sin embargo lleva en pie desde octubre de 1984, y que poco a poco ha ido implementando oficinas filiales en varias regiones del país. Manos Unidas financia equipos y materiales, personal, capacitación, gastos de funcionamiento y evaluación.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Consulta las memorias de años anteriores

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Transparencia

Suscríbete a nuestra newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete