Instalación de paneles solares fotovoltaicos para hospital

Proyecto de instalación de paneles solares en el Hospital Al-Ahli Arab ubicado en la franja de Gaza, para evitar la dependencia de generadores de gasoil.

Instalación de paneles solares fotovoltaicos para hospital

La situación humanitaria en la Franja de Gaza de los Territorios Palestinos ocupados es crítica como consecuencia de los conflictos políticos y bélicos de los últimos años y el bloqueo existente, lo que está provocando la paralización de muchos servicios básicos y la escasez de bienes de subsistencia.

En esta Franja existe desde 1882 un Hospital General: el Al-Ahli Arab, dotado de los servicios necesarios para poder atender las necesidades de su población. Gaza está actualmente sufriendo largas horas de cortes de electricidad, de entre 12 y 16 horas al día. Como consecuencia, el Hospital Al-Ahli Arab, como otros hospitales públicos y privados, se ha tenido que adaptar a estos cortes mediante la instalación de baterías y generadores diésel para el suministro de electricidad. Estos suministros de fuel para el generador resultan poco fiables, caros de utilizar y tienen elementos contaminantes que no se ajustan a los estándares medioambientales del entorno de cualquier hospital. Los cortes de energía eléctrica han aumentado considerablemente desde el último enfrenamiento y, además, los suministros de diésel han disminuido, obligando al Hospital a retirar los aparatos para ahorrar y a limitar el número de operaciones y, en consecuencia, se han puesto las vidas de los pacientes en peligro.

Los Departamentos de Urgencias y Ambulatorio del propio hospital, que reciben anualmente alrededor de 36.000 pacientes, han planteado la posibilidad de compaginar los sistemas actuales de generadores con paneles solares fotovoltaicos, teniendo en cuenta que la Franja de Gaza cuenta con una media de 325 días de sol al año. Para ello, solicitan a Manos Unidas ayuda para la instalación de estos paneles fotovoltaicos con una potencia de 21 KW y un banco de baterías de 95 KwH/día con todos sus accesorios, que producirán la energía eléctrica suficiente para la sala de Emergencias y las consultas externas las 24 horas del día. La aportación local supone el 26% del total del proyecto.

Los beneficiarios directos serán 36.000 personas.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete