Programa de formación de jóvenes para emprendimiento de pequeños negocios

En los distritos de Mpumudde, Mafubira y Bugembe, en la diócesis de Jinja, en el sur de Uganda y a unos 85 Km. de la capital, Kampala, es donde se localiza el proyecto. Los índices de criminalidad, prostitución y sida entre la juventud son muy elevados.

Programa de formación de jóvenes para emprendimiento de pequeños negocios. Foto: Manos Unidas

Ante esta situación, nuestro socio local, la asociación de servicios comunitaria (CBO) "Youth with a Vision International", dirigida por un Hermano de la congregación de los Misioneros de África (Padres Blancos), ha organizado un programa dirigido a 30 jóvenes, hombres y mujeres sin recursos, para proporcionarles formación en técnicas empresariales y de generación de ingresos.

El programa, de un año de duración, tiene tres partes:

1- Un curso de cuatro meses, que se divide en 6 bloques: Comprensión de los principios básicos de los negocios; Marketing; Contabilidad; Liderazgo y espiritualidad; Comunicación y estrategias de negocio; Educación para la salud.

2- Después se imparte un curso de informática básica de un mes organizado por la diócesis.

3- Y a continuación -sólo si han aprobado lo anterior-, los alumnos deben presentar un plan de negocio, que tiene que ser evaluado por los profesores. Si se aprueba, mediante el establecimiento de un capital semilla, se le ofrece al alumno un préstamo sin intereses para que pueda empezar un pequeño negocio y que cada alumno deberá devolver íntegramente a la asociación en el plazo que se fije en el contrato de tutoría que firman con la asociación. Esta relación de tutoría, para la que se firma un contrato, dura en principio 5 meses, pero se mantiene todo el tiempo que tarde el alumno en devolver el préstamo -máximo un año- e incluye:

  • Reuniones quincenales;
  • Asesoramiento;
  • Ayuda con la contabilidad, con la negociación para alquilar y acondicionar locales comerciales;
  • La compra de equipos y suministros etc.

Ante el éxito de una experiencia anterior -algunos alumnos ya tienen negocios en marcha, como una granja porcina; una tienda de componentes de teléfonos móviles; un establecimiento de venta de artículos de plástico; o un taller de fabricación de carpas de lona-, han solicitado la colaboración de Manos Unidas para continuar un año más con otro grupo de 30 jóvenes, que serían los beneficiarios directos del proyecto. Los indirectos serían sus familias, los clientes de los nuevos negocios y la comunidad en general. La contraparte contribuye con el coste de los salarios del director y el coordinador del proyecto y los beneficiarios con la comida que toman durante las clases, además de ayudar en la organización y los preparativos de los cursos, y costear los gastos de transporte para acudir a los mismos (7,5% del total).

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Consulta las memorias de años anteriores

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Transparencia

Suscríbete a nuestra newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete