Agua y saneamiento

¿Por qué el acceso al agua potable es un elemento clave en el desarrollo sostenible?

Unos 2100 millones de personas viven sin agua potable en sus hogares.

Más de 700 niños menores de 5 años mueren cada día de diarrea, por el agua insalubre.

En el 80% de hogares que carecen de agua, mujeres y niñas son las encargadas de recoger el agua.

Unos 4000 millones de personas padecen escasez grave de agua durante al menos un mes al año.

700 millones de personas en el mundo podrían verse forzadas a desplazarse debido a la escasez de agua de aquí a 2030.

Más del 80% de las aguas residuales se vierten en los ríos o el mar sin ningún tratamiento, lo que provoca su contaminación.

Así actuamos

Por el acceso al agua potable

El agua es un bien esencial para la vida humana, la salud y el desarrollo, y un derecho sobre el que Manos Unidas trabaja en numerosos países y contextos, muchos de ellos azotados por sequías crónicas. 

  • Apoyamos a las poblaciones para que tengan acceso al agua para consumo humano a lo largo de todos los meses del año, a través de diversas técnicas: desde sencillas perforaciones hasta captaciones de agua de lluvia, pasando por obras más complejas, según la realidad de cada lugar.
  • Apoyamos, también, la gestión de recursos hídricos, así como la protección de los ecosistemas relacionados con el agua para consumir.
  • Promovemos la higiene y el saneamiento básico y, sobre todo, la formación para la buena gestión de las infraestructuras de agua y para el uso eficiente de este escaso bien. 
38
proyectos
5.173.074,32 €
invertidos en proyectos
161.476
beneficiarios
En 2018

El agua, ¿un bien común?

El problema del agua en el mundo