Acceso al agua potable en Senegal

Inauguramos dos unidades de potabilización de agua en la misión de los Carmelitas de Keur Mariama, en la región de Kaolack (Senegal). Una zonas castigadas por la falta de lluvias y el exceso de flúor y de salinidad en sus aguas subterráneas. Los Carmelitas Descalzos llevan más de siete años intentando facilitar el acceso al agua potable en la zona con el desarrollo de un importante proyecto de ingeniería que abastecerá de agua a varias aldeas.

Inauguración de potabilizadoras en Senegal

Enero de 2013 puso fin a la campaña “La salud, derecho de todos: ¡Actúa!”, que durante doce meses recorrió el mundo en busca de algunas de esas enfermedades que afectan, principalmente, a las personas más desfavorecidas. En este año, durante el que hablamos de lepra, de sida, de tuberculosis, del Chagas, de los nacimientos prematuros y de la discapacidad, terminamos con las enfermedades causadas por el consumo de agua no potable. Y lo hicimos con una gran fiesta, celebrada en Octubre, con motivo de la inauguración de dos unidades de potabilización de agua en la misión de Keur Mariama, en Senegal para dar acceso al agua potable a la población.

Antecedentes del proyecto

Nos encontramos en Kaolack, una de las regiones más castigadas por la falta de lluvias de Senegal. Aquí, sacar partido a una tierra seca y extremadamente salina supone un esfuerzo diario para la mayoría de los habitantes, que viven de la agricultura, principalmente de los cultivos de mijo y cacahuete, y de la ganadería.  El alto índice de salinidad hace que el acceso al agua potable sea un problema crucial para la población.

Más de siete años han estado los Carmelitas descalzos, instalados en la parroquia de Keur Mariama, estudiando y tratando de poner solución al problema del agua en la región. Primero, construyeron una perforación, equipada con una bomba y depósito de agua y con canalizaciones a las 8 aldeas de los alrededores, que funciona desde hace años. El problema del abastecimiento de agua parecía estar así resulto, aunque pronto se supo que esas aguas tenían una alta concertación de flúor, lo que resulta muy perjudicial para la salud de la población en general y, sobre todo, para  los niños.

Así actuamos

Por ello, los Carmelitas pusieron en marcha un estudio en colaboración con investigadores de la Universidad de Cheickh Anta Diop de Dakar, con la cooperación técnica belga y con la sociedad americana Pall Corporation. Se descubrió que perforando a mayor profundidad, a unos 300 metros, el agua era de mejor calidad. Además, se podía filtrar el exceso de flúor y de salinidad de las aguas subterráneas profundas, con un coste asumible para las comunidades.

Y dicho y hecho: primero funcionaron con una instalación piloto provisional y, en octubre de 2012 se pusieron en marcha las dos unidades de potabilización de agua, que beneficiarán directamente a 1.800 personas. Manos Unidas no dudó en colabora con los carmelitas en este proyectos y aportó fondos para financiar parte de la construcción de las infraestructuras de filtración del agua.

Podéis ver más información sobre este proyecto en la web de los Carmelitas

¿Por qué es perjudicial el flúor?

El flúor es un oligo-elemento necesario y beneficioso para el organismo humano en concentraciones bajas y tóxico en dosis más altas.

< 0,5 mg/L Carie dentaire
0,5 - 1,5 mg/L Bonne protection des dents
1,5 - 4 mg/L Fluorose dentaire
4 - 10 mg/L Fluorose dentaire et/ou osseuse
> 10 mg/L Fluorose osseuse chronique

En esta región más de la mitad de los pozos distribuyen un agua con un porcentaje de flúor (4,5 mg/l) y de sal muy elevados (superiores a lo permitido por el OMS, que advierte que no debe sobrepasar el 1,5 mg. de flúor por litro, de lo contrario provocará la fluorosis dental –con la consiguiente coloración marrón de los dientes-, además de la fluorosis ósea y un agua con un sabor desagradable.

Galería de imágenes: 
Inauguración de potabilizadoras en Senegal
Inauguración de potabilizadoras en Senegal

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete