Mejora de los medios de vida de niños y jóvenes vulnerables de Croix-de-Fer 

Haití sigue siendo el país más pobre y necesitado del continente americano con una renta per cápita inferior a los 2 dólares por persona y día. La población vive en su mayoría en la extrema pobreza y sus condiciones de vida van a peor por causa de la profunda inestabilidad política, social y económica.

Los haitianos están padeciendo cada vez más una grave inseguridad alimentaria que les empuja a abandonar el campo para ir a las grandes ciudades o, si pueden, al extranjero, donde son aún más explotados y marginalizados.

Tras el terrible terremoto de 2010, Manos Unidas comenzó a trabajar con un sacerdote de la Congregación de la Misión, el Padre Fredy Elie, que puso en marcha un proyecto de acogida para niños y niñas huérfanos o abandonados: el Foyer des Enfants de l'Espoir. Mediante el Foyer se ha sacado adelante a estos niños con muchas dificultades y gracias a la ayuda de parroquias y de alguna organización internacional.

Sin embargo, a día de hoy y para consolidar su labor, es necesario impulsar acciones que garanticen la sostenibilidad del Foyer y sigan cubriendo las necesidades mínimas de los jóvenes y su educación en un entorno seguro. Con este fin, el Foyer ha adquirido una parcela agrícola en la localidad de Croix-de-Fer en la comuna de Belladère (Departamento del Centro).  

Gracias al apoyo de Manos Unidas y de Cáritas de Hinche, se está ampliando el rendimiento de esta parcela y poniendo en marcha diversos cultivos, ya que el Foyer sigue acogiendo niños huérfanos víctimas de desastres naturales como el huracán Matthew (2017) o el reciente terremoto en Les Cayes (2021), así como a otros menores deportados desde República Dominicana.

Con este proyecto:

  1. Se aumentará el rebaño de animales (una parte irá para las familias de Croix-de-Fer en modalidad de fondo rotativo) y machos de calidad mejorada.
  2. Para la alimentación del ganado se pondrán en marcha parcelas de hierba forrajera y se construirán 5 rediles para albergar a los animales y establecer estaciones de monta.
  3. El proyecto contempla también la construcción de un pequeño almacén donde guardar las herramientas de trabajo y los productos de las huertas para apoyar y variar la alimentación de los jóvenes, así como para generar ingresos.
  4. Se pondrá en marcha una pequeña piscifactoría.
  5. En paralelo está previsto un programa de formación sobre técnicas de producción animal y vegetal, cuidados veterinarios, elaboración de abonos y pesticidas naturales.
  6. Por último, se instalará un vivero para la producción de frutales y forestales y se realizará una campaña de reforestación.  

Los beneficiarios directos del proyecto serán 240 personas.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete