Mejora de la situación socio económica de mujeres sin casta, distrito de Ballia

Manos Unidas colabora desde hace años con la Diócesis de Varanasi, con proyectos para proporcionar recursos, fortalecer las capacidades y conocimientos de los derechos de las mujeres en la India

Training for SHG women. India. Foto: Manos Unidas

El proyecto se sitúa en 100 aldeas pertenecientes a 52 gobiernos locales de cinco bloques del distrito de Ballia, uno de los más grandes de la parte este del estado de Uttar Pradesh, en la Diócesis de Varanasi. El 70% de la población vive bajo el umbral de la pobreza y una economía basada en la agricultura, que es fundamentalmente estacional.

Las mujeres dalit (descastadas) son el grupo más explotado en la región. Debido a su falta de educación, son incapaces de obtener empleos lucrativos y se les relega a los trabajos domésticos o agrícolas más elementales.

El socio local, los Servicios Sociales de la Diócesis de Varanasi, inició hace tres años un programa de desarrollo rural que ha conseguido, en 85 de las 100 aldeas seleccionadas, unos resultados muy positivos como:

  • La creación de 587 grupos de autoayuda de mujeres
  • La creación de actividades generadoras de ingresos para mujeres dalit
  • El acceso a muchos programas del Gobierno
  • La creación de 6 centros de formación profesional de bordados, corte y confección, avicultura, piscicultura, agricultura orgánica, cría de cabras, confección de platos de papel, de detergente, de especies y de palitos de incienso

Detergent powder preparation. India. Foto: Manos UnidasAdemás, nuestro socio local ha colaborado en varios proyectos con Manos Unidas con programas que han demostrado que la vía para la mejora en las condiciones socioeconómicas de las familias es el fomento de las actividades generadoras de ingresos llevadas a cabo por los grupos de autoayuda de mujeres y por las mujeres individualmente.

Manos Unidas colabora en este proyecto de dos años de duración que pretende seguir aprovechando los centros de formación y dar un paso más, consolidando los resultados anteriores de 85 de las aldeas del proyecto anterior y trabajando en la organización comunitaria de 15 aldeas nuevas.

Las metas son:

  • El fortalecimiento de la movilización comunitaria y de los derechos de las mujeres
  • Su empoderamiento a través de los grupos de autoayuda y de las actividades generadoras de ingresos
  • La concienciación en temas de salud, higiene y nutrición.

El socio local aporta un 12% del total que incluye el salario del director del proyecto, el alquiler de la oficina y parte de las actividades. Manos Unidas financiará el 88% con los salarios del personal y el coste de las actividades de formación.

Con la intervención se beneficia directamente a 3.600 mujeres

 

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete