Mujeres indígenas: empoderamiento para el ejercicio de sus derechos

Con el objetivo de fortalecer la promoción, protección y respeto al derecho a una vida libre de violencias de las mujeres indígenas de 3 municipios de Guatemala el proyecto, cofinanciado entre Manos Unidas y la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo, pretende que las Mujeres indígenas, jóvenes, organizaciones de la sociedad civil e instancias públicas se refuercen y articulen en estrategias conjuntas de prevención, adecuada atención y protección de la violencia contra las mujeres.

Mujeres Indígenas: Empoderamiento para el ejercicio de sus derechos. Foto: Manos Unidas

El proyecto comenzó su ejecución en noviembre de 2017 desde un enfoque de empoderamiento, individual y colectivo, y de fortalecimiento de capacidades para la exigibilidad y ejercicio del derecho a una vida libre de violencias.

El trabajo de ECAP, socio local de Manos Unidas en Guatemala, está inmerso en la realidad de las comunidades indígenas más violentadas, afectadas y excluidas, especialmente las mujeres. ECAP acompaña todos los procesos con una estrategia psicojurídica integral, ya que el proceso psicosocial implica varias esferas de abordaje: mujeres, familia, hijos, hijas, padres y madres de familia y el ámbito comunitario.

Derecho a una vida libre de violencias de las mujeres indígenas de Nentón, San Martín Jilotepeque y Santa María de Nebaj

Las mujeres que participan en el proyecto son parte de los grupos que se trabajan desde ECAP, mujeres que buscaron ayuda para superar las secuelas generadas por el conflicto armado interno. En el proyecto participan mujeres indígenas de Nentón, San Martín Jilotepeque y Santa María de Nebaj que sufrieron violencia sexual durante el conflicto armado interno o han sido afectadas por violencia institucional y de género en contexto de migración.

La falta de acción de la mayoría de las municipalidades de Guatemala en cuanto a la obligación de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de las mujeres es una realidad. En los municipios del proyecto tanto los titulares de obligaciones como las propias mujeres desconocen sus derechos específicos y los procedimientos de aplicación de los mismos, en especial en el caso de mujeres mayas de escasos recursos del área rural, monolingües y analfabetas. Los esfuerzos del Gobierno para poner un alto al fenómeno de la violencia de género y promover la equidad de género son insuficientes.

Para paliar los efectos de las condiciones en las que viven, el proyecto que implementan Manos Unidas y ECAP, trabaja fortaleciendo las capacidades de las mujeres para lograr su empoderamiento, en un contexto desfavorable para la realización de sus derechos, ante las instancias públicas locales que tienen la obligación de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de las mujeres, así como lograr promover el apoyo entre mujeres que sufren violencia de género.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Consulta las memorias de años anteriores

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Transparencia

Suscríbete a nuestra newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete