Una nueva escuela para 300 niños de la República Centroafricana

El pasado 21 de septiembre de 2015 fue un día de celebración en uno de los barrios más pobres de Bangui, la castigada capital de la República Centroafricana: 300 pequeños de entre tres y cinco años asistían por primera vez a la escuela maternal St François, construida gracias a la colaboración entre los Accionistas del Santander y Manos Unidas.

Una nueva escuela para 300 niños de la República Centroafricana

La generosa participación en el Circuito de Golf Solidario Accionistas de Santander 2015, ha hecho posible que cientos de niños y niñas asistan cada años a una escuela en la que, además de recuperarse de los traumas sufridos durante los años en los que la violencia y el terror se adueñaron de su país, podrán comer cada día, se sentirán protegidos y, sobre todo, recibirán una educación que desarrolle sus habilidades y les enseñe a vivir pacíficamente además de elevar el nivel de la educación en la zona.

Las hermanitas de San Francisco de Asís, artífices del proyecto, los padres de los alumnos, los maestros y los pequeños estudiantes, han agradecido “infinitamente” el cambio que para sus vidas a supuesto esta nueva escuela.

Las construcciones que ocupaban el año pasado estaban viejas y eran pequeñas y  sombrías. Además, es espacio de juego era demasiado reducido para albergar a tantos niños. Ahora, nos dicen las religiosas en su misnva, gracias a esta nueva construcción:

  • Los niños van a disfrutar de clases más espaciosas, menos sombrías y más aireadas, la instalación eléctrica permitirá el trabajo con los alumnos incluso los días de lluvia.
  • El patio de recreo es espacioso.
  • Los tejados ofrecen seguridad tanto para los niños como para los profesores.
  • La zona sanitaria bien adaptada a los niños favorecerá su educación en higiene y contribuirá a una mejor salud.
  • El terreno donde se ha construido el edificio y el alto de los muros ofrecen mayor seguridad que el antiguo edificio.
  • Los profesores se beneficiaran  de mejores condiciones de trabajo que disminuirán su cansancio.
  • Teniendo en cuenta la calidad de los materiales utilizados y del buen trabajo hecho, este edificio durará muchos años sin necesitar una reparación anual, solo el mantenimiento normal (pintura, limpieza regular).

Desde Manos Unidas damos las gracias a cuantos han participado en este evento deportivo y animamos a seguir colaborando para hacer posible el derecho a la educación para miles de niños que en el mundo.

Galería de vídeos: 
¡Hoyo en uno! Banco Santander con la República Centroafricana
¡Hoyo en uno! Banco Santander con la República Centroafricana

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete