MEJORA DEL ACCESO A DERECHOS Y AL EJERCICIO DE LA CIUDADANÍA DE MUJERES VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO EN LAS CIUDADES DE MANTA, LAGO AGRIO Y ESMERALDAS (ECUADOR)

La acción propuesta busca fortalecer la promoción, protección y respeto al derecho a una vida libre de violencias de las mujeres, víctimas de Violencia Basada en el Género (VBG), a través de estrategias integrales que por un lado, promuevan el desarrollo y la autonomía social y económica de las titulares de derechos (protección) y por otro, incidan en los titulares de obligaciones y de responsabilidades, en los sistemas de atención a víctimas de VBG y en los patrones culturales machistas, para la adopción de una cultura de paz, equidad y no violencia (prevención). 

Además, dado el interés de influenciar sobre las estructuras que permiten y reproducen las relaciones injustas, patriarcales y violentas hacia la mujer, creemos necesario llevar a cabo esfuerzos de sensibilización e incidencia tanto con los tomadores de decisiones que elaboran e implementan las políticas públicas, como con la población en general a fin de promover cambios en las prácticas sexistas enraizadas en el sistema patriarcal. 

La ejecución del proyecto está a cargo de nuestro socio local Fundación Rio Manta (organización jesuita), con amplia experiencia en la promoción humana de los barrios mas empobrecidos de la zona del rio Manta, Los beneficiarios directos del proyecto son los diferentes grupos de personas que recibirán atención legal y psicosocial, mujeres que participaran en capacitación sobre emprendimientos y familias que promueven procesos de sensibilización e incidencia, niños, niñas, adolescentes, hombres y mujeres con los que se realizará el trabajo de sensibilización y prevención. Destinatarios directos, aunque en menor cantidad, son también el colectivo LGTBI, quienes participarán en los talleres de capacitación y sensibilización ya que Fundación Río Manta desde que inició su trabajo con la comunidad en el fortalecimiento de liderazgo ha trabajado con este colectivo que sin duda es discriminado y sufre directamente la violencia patriarcal.

Se debe señalar que el grupo de personas en necesidad de protección internacional con el que proponemos trabajar en Esmeraldas y Lago Agrio, es un grupo diverso que tiene como común denominador el cambio de su lugar de residencia y las altas dificultades o improbabilidades para retornar a su país de origen, han presenciado y sido víctimas de violencia armada (caracterizada por prácticas machistas y misóginas) y sienten que su vida corre riesgo en sus países. Varias de las personas en contextos de movilidad humana que habitan las zonas fronterizas se dedican al comercio informal o trabajan en condiciones de subempleo dado que no poseen un estatus regular migratorio y enfrentan la discriminación de la comunidad de acogida. Dentro de esta población hay un alto índice de mujeres con hijos/as y en menor medida, pero también se trabaja con población GLBTI. Estos son grupos que no poseen redes familiares que apoyen su cuidado, con una cultura diversa lo cual en muchos de los espacios de asentamiento genera resistencia.  

El proyecto prevé realizar una sistematización de protocolos, rutas de protección, procedimientos y en general buenas prácticas que luego puedan ser transferidas a otras organizaciones del Estado, de la sociedad civil o de la Compañía de Jesús. Esta sistematización comprende documentos impresos pero también la realización de cualquier material fotográfico o audiovisual que contribuya a socializar las experiencias exitosas obtenidas del mismo. 

Al finalizar el proyecto se contratará una evaluación externa, que siga una metodología cuantitativa y cualitativa a la que se le encargará determinar el impacto del mismo. Para ello se deberá contrastar la situación inicial de las mujeres y colectivos con los que se trabajen, con la situación al finalizar el proyecto, a fin de evidenciar los cambios efectivos y reales en la vida de las personas.

El proyecto está dirigido a 2.640 beneficiarios directos y 7.920 indirectos. Tiene un coste total de 385.130 € y el Ayuntamiento de Madrid contribuye a su financiación con 210.569 €.

 




 




Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete