Acceso a la energía eléctrica para la mejora de las condiciones de vida de la población

Los misioneros riojanos de la parroquia de Fô-Bouré, con la ayuda de toda la población, solicitan la instalación de un sistema de energía solar que abastezca de electricidad a sus habitantes, debido a la lejanía de la línea de alta tensión del Estado.

Población de Fô-Narerou-Buko

El proyecto se lleva a cabo en la localidad de Fô-Nareru-Bouko, en la comuna de Sinendé, al norte de Benín. La población a la que va dirigida es un conjunto de tres etnias que conviven en la misma zona: baribás, gandós y peuls; las dos primeras sedentarias y de agricultores, la tercera -mayoritaria- nómada y ganadera. El nivel económico de la comuna es muy bajo, cuenta con una población de 85.000 habitantes -el 60%menor de 25 años-, y la mayoría vive de la agricultura de subsistencia.

Entre las preocupaciones más importantes para combatir la pobreza en Benín, el acceso a la electricidad constituye un elemento clave para avanzar en el desarrollo. Hay pocas localidades conectadas a la red eléctrica y las que lo están, sufren cortes continuos de corriente, con los perjuicios que esto conlleva. Se pretende ofrecer a esta población de la zona rural del norte de Benín energía eléctrica, con el fin de que se pueda desarrollar el tejido económico de la región. De esa manera se mejoran las condiciones de vida de esta localidad con la instalación de una mini-red fotovoltaica.

La intervención beneficia directamente a los 2.645 habitantes de esta localidad. El aporte local valorizado es del 45% del total del proyecto, que consiste en la aportación de los terrenos y la financiación del cableado desde la línea general de cada pueblo hasta los domicilios y cooperativas.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete