Desarrollo integral para las mujeres aborígenes de Assam

Los Misioneros de San Francisco de Sales solicitan ayuda para llevar a cabo un proyecto que contribuirá a empoderar a las mujeres aborígenes de Assam mediante su formación, alfabetización y concienciación en distintos ámbitos.

Mujeres aborígenes del estado indio de Assam. Foto: Manos Unidas / Javier Fernández

El proyecto se localiza en Dhemaji, una localidad del estado indio de Assam que pertenece a distintas tribus, cada una con sus costumbres y hábitos culturales y que además se caracteriza por tener una población mayoritariamente aborigen.

En esta zona las mujeres están socialmente excluidas, son poco activas políticamente y en su mayoría son analfabetas. Además la violencia doméstica, las situaciones de acoso sexual, crueldad y el tráfico de personas son comunes.
Las beneficiarias directas del proyecto serán 471 mujeres líderes, todas ellas tribales que viven por debajo del umbral de la pobreza y cuyas familias trabajan la tierra por un salario diario (jornaleros).

Centros rurales para fortalecer a las mujeres aborígenes

La organización solicitante, los Misioneros de San Francisco de Sales, que lleva años trabajando con las mujeres aborígenes, tiene tres centros rurales en la zona del proyecto. Gracias a la intervención de ésta y otras organizaciones, se han ido formando grupos de concienciación sobre la importancia de la educación, la salud, etc. que ahora requieren fortalecerse y consolidarse.

Los 3 centros rurales de los que disponen se ocuparán de fortalecer a las mujeres beneficiarias. Las acciones que se llevarán a cabo serán:

  • Actividades generadoras de ingresos (cría de animales, cabras, cerdos y cultivo de champiñón).
  • Cursos de alfabetización (lectura, escritura y cálculo matemático).
  • Concienciación en derechos humanos (leyes anti tráfico, acceso a la información y educación).
  • Cursos de habilidades empresariales.
  • Acceso a microcréditos.

En resumen se trata de un programa de desarrollo integral para las mujeres aborígenes de Assam en el que la organización solicitante aportará el 5 % y Manos Unidas el 95 % restante.

El programa beneficiará a 471 mujeres, que a su vez representan y organizan a otras mujeres que se agrupan en 157 grupos de autoayuda.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete