Preservación del medio marino y las aguas costeras en Luzón

Las actividades del proyecto irán destinadas a la recuperación del ecosistema marino del Paso de Burías, principal fuente de sustento de casi 490.000 personas en la isla de Luzón, Filipinas.

Un pescador de Filipinas elaborando una cesta de pesca.

La región de Bicol ocupa el extremo más meridional de la isla filipina de Luzón y se encuentra a algo más de 200 Km. de distancia de la capital, Manila. El proyecto se desarrolla en la costa oeste de esta región, donde se encuentra el Paso de Burías, y comprende 24 barangays (barrios) costeros pertenecientes a 8 municipios. Éstos están repartidos en 3 provincias de la región de Bicol: Albay, Sorsogón y Masbate. Albay y Sorsogón son provincias que se ubican en la isla de Luzón, que es el flanco este del Paso de Burías, mientras que la provincia de Masbate se localiza en la isla del mismo nombre y constituye el flanco oeste.

El ecosistema marino del Paso de Burías es la principal fuente de sustento para una población de casi 490.000 personas, que se distribuye a lo largo de estos 8 municipios. La degradación de este frágil ecosistema es muy elevada y es producida por la destrucción de los manglares, de los bosques costeros, de los arrecifes de coral y la sobreexplotación pesquera. La biodiversidad de estas aguas se encuentra gravemente amenazada, respecto al año 2009 las especies marinas han descendido en un 50 %.  

La deforestación de las zonas costeras sigue un ritmo imparable desde la década de los 80. La degradación medioambiental y la sobreexplotación pesquera han producido una reducción muy significativa de las capturas y por tanto de los ingresos de las familias de pescadores dedicados a la pesca artesanal. Viven con ingresos inferiores al nivel de subsistencia y sufren graves carencias en materia de infraestructuras productivas, energéticas, educativas y de agua y saneamiento.

Acciones dirigidas a la preservación de las aguas costeras municipales

Este bajo nivel de ingresos de los pescadores dedicados a la pesca artesanal es el principal problema que pretende abordar el proyecto, mediante acciones dirigidas a la preservación de las aguas costeras municipales y los recursos del medio marino de los que depende la subsistencia de la mayor parte de la población y que permitan, por tanto, a los pescadores mejorar su situación socio-económica. Las actividades previstas comprenden:

  • La regeneración de los ecosistemas costeros, mediante el establecimiento de reservas marinas.
  • La rehabilitación de los manglares y bosques próximos a la costa.
  • La aplicación efectiva de la legislación y normativa pesquera, que reducirá considerablemente las actividades de pesca ilegal y comercial en el Paso de Burías.
  • La instalación de sistemas de agua.
  • El establecimiento de huertos familiares y comunitarios.
  • El desarrollo de los emprendimientos sociales para generar ingresos alternativos a la pesca.
  • El trabajo de incidencia con las administraciones locales para que combatan de forma efectiva la pesca ilegal y comercial a gran escala.

Nuestro socio local es el consorcio BCDI (Bicol Consortium for Development Initiatives), formado por diversas ONGs vinculadas a la Iglesia y creado en 2007 gracias al primer Convenio de AECID con Manos Unidas en Filipinas. Desde hace varios años tenemos una trayectoria de trabajo sólida y continua con BCDI. Este proyecto da continuidad a 2 anteriores apoyados por Manos Unidas, de gestión de los recursos marinos en comunidades adyacentes del Paso de Burías.

Los beneficiarios directos del proyecto son 3.740 personas (pescadores, mujeres y algo de población indígena en la provincia de Sorsogón), en el que Manos Unidas aporta un 8,87% de los costes totales, dirigiendo su aportación a:

  • La adquisición de equipos y materiales.
  • Gastos de personal.
  • Servicios técnicos externos.
  • Viajes y funcionamiento
  • Fondo de microcréditos.

El 91,13% de costes restantes del proyecto los aporta el Ministerio de Desarrollo y Bienestar Social de Filipinas, a través de una operación de canje de deuda del Gobierno de esta República con el de Italia y se destina a cofinanciar las mismas partidas.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete