Manos Unidas empieza la campaña anual contra el hambre en el mundo

30 de enero de 2024: Manos Unidas empieza la campaña 62 contra el hambre en el mundo

En general las hambres agudas, con gran mortalidad asociada, se presentan en poblaciones ya desnutridas. Este fue el caso en el pasado, pero también lo es –normalmente- en el presente. En poblaciones pobres con evidentes signos de desnutrición crónica, se suelen añadir periódicamente episodios de carestía/ausencia aguda de alimentos, ya sea por catástrofes naturales –sequías, por ejemplo- o por disrupciones sociales violentas como guerras más o menos locales.
A mediados del siglo XX, había poca información estadística sobre este tema. Para aquella época se estimó que la tierra tenía alrededor de 2.500 millones de personas y que dos de cada tres de ellas vivían en condiciones próximas a la pobreza con episodios más o menos periódicos de hambre.
Pues bien, en los comienzos en concreto de los años 60 del siglo pasado, las Mujeres de Acción Católica Española acordaron que se hiciera una colecta extraordinaria contra el hambre al mundo: “todo declarante la guerra al hambre en el mundo!”. Esto pasaba – y concordaba de hecho – con el nacimiento –pocos años antes- de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación).
Así pues acababa de nacer la tradicional y tan arraigada campaña anual de Manos Unidas contra el Hambre.
Para situarnos solo un poco en aquella época podemos citar, por ejemplo, dos referencias bastante significativas de para donde iban algunas cosas del mundo que, de hecho, tampoco nos hemos acabado de sacar de sobre del todo:

  • en la Ciudad del Vaticano, el papa Juan XXIII “excomulga” no formalmente al líder comunista Fidel Castro.
  • en un pozo a 302 metros, en el lugar de probos atómicas de Nevada (cerca de las Vegas) Estados Unidos detonaba una nueva bomba atómica de 5.1 kilotones. Era la bomba 208 de las 1132 que Estados Unidos detonó entre 1945 y 1992.

---------------

Este año 2024 empieza pleno de conflictos y temores -sobre el futuro mismo de la vida humana en el planeta tierra-, entre y alrededor de los cuales no somos paso capaces, como siempre y ni mucho menos, de eliminar la lacra del hambre al mundo.

Que podemos poner negro sobre blanco que, a comienzos de este año 2024, nos sitúe un poco:

  • Continúan la guerra de Ucrania atacada por Rusia el 2022 y el brutal ensañamiento de la franja de Gaza por parte de Israel, como “respuesta” del ataque de Hamas del 7 de octubre del 2023 sobre zonas limítrofes de Israel. Más campos de refugiados con más hambre y masas más terribles penurias.
  • Hay 150 millones de personas más que en los años de la COVID afectadas por el hambre a causa de múltiples crisis, según revela el último informe sobre el Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición (SOFI) de la FAO. Si las tendencias continúan como lo están haciendo, el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de poner fin al hambre al mundo para el 2030 no se podrá lograr (cosa que pasará con la mayoría de los ODSs).
  • A mediados del 2024 la Unión Europea tendrá las elecciones probablemente más importantes de su historia (la inmigración será uno de los temas claves a debate!) y, a finales del año, Trump puede volver a ganar las elecciones en los Estados Unidos (diez noes en guard!)
  • Pero es que, además, se ha confirmado el que de hecho ya sabíamos: tampoco íbamos por el buen camino para limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados hacia finales de siglo; el pasado mas de diciembre, para acabarlo de demostrar, quedaba establecido experimentalmente que el calentamiento global planetario ya es de 1,48oC.

---------------

¿Tiene sentido pues que Manos Unidas, nuestra organización para el desarrollo en el sur global, se proponga “no perder la fe” y sí!, por más de 62 años consecutivo, se planteé y se disponga a realizar una nueva campaña anual? Sin duda que tiene; desgraciadamente los problemas en el mundo no paran de empeorar y aquella “guerra contra el hambre en el mundo” es todavía más necesaria y amplia que, probablemente, nunca hasta ahora!
La única especie capaz de cambiar el planeta: El EFECTO SER HUMANO” será el lema de esta edición de la Campaña de Manos Unidas 2024 que, cada año, tiene que ir ampliando el foco manteniendo el hambre en su vértice permanente: efectivamente, todos los ítems del epígrafes impactan negativamente en el problema del hambre al mundo; y cuenta, la solución del problema del hambre al mundo no es ajena, por ejemplo, a la problemática del cambio climático.

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete