Saludos institucionales

Desde la Delegación de Pamplona, quiero recordar a quienes lean estas líneas, que seguimos trabajando para alcanzar el objetivo de Manos Unidas: erradicar el hambre en el mundo. Lo hacemos con el convencimiento de que entre todos, podemos acabar con esta lacra. Nadie sobra, todos podemos hacer algo, no te quedes indiferente ante esta realidad: 800 millones de personas pasan hambre, y muchas mueren por esa causa. El hambriento, vive en la incertidumbre de como poder subsistir, mientras que en el mundo se produce el doble de lo que necesitamos para comer.
 
Amparo Castiella

 

 Sede de Manos Unidas en el Seminario de Pamplona

 

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete