SALUDOS INSTITUCIONALES

 
 
            Desde hace dos años padecemos una pandemia, que no parece tener fin, con sus sucesivas olas y mutaciones. El año pasado por estas fechas comentábamos la tercera ola y ahora es la sexta ola y la guerra de los contagios, vacunas y refuerzos de sucesivas dosis, lo que nos llena de inquietud e inseguridad.
            Lo que sigue siendo cierto y seguro es la mayor necesidad, que las circunstancias que nos toca vivir, genera en tantos países del tercer mundo. Es la hora de la constancia en el esfuerzo por seguir adelante, por crecer en generosidad, más de lo que el virus crece en expansión y contagio.
            Y es lo que estamos haciendo. A pesar de las mayores dificultades, la labor de Manos Unidas en 2021 ha crecido respecto del año anterior y las propuestas para la campaña de 2022, en el que nos adentramos, son de seguir aumentando nuestra eficacia en la ayuda a los más necesitados.
            Esto es así, y puede seguir siéndolo, porque la mayor dificultad nos incentiva más en el esfuerzo, nos vacuna contra la pandemia más peligrosa: la del olvido de la necesidad del prójimo. Con la ayuda de Dios, haremos historia de mayor y más eficaz solidaridad en este año 2022.
 
             José Javier Castiella - Delegado de Manos Unidas Pamplona

 

 Sede de Manos Unidas en el Seminario de Pamplona

 

   

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete