Nuestro Consiliario

                               CREEMOS EN LA IGUALDAD Y EN LA DIGNIDAD DE LAS PERSONAS

60  años de Manos Unidas trabajando por erradicar el hambre en el mundo, sabiendo que esto pasa por el desarrollo y promoción humana, social y religiosa de las personas. Y esto se logra cuando se reconoce y se respeta la dignidad de la persona y los derechos que de ella se derivan, porque creemos en la igualdad y dignidad de las personas.

Jesús Arduña Consiliario de Zaragoza
En Manos Unidas creemos que la actual situación de pobreza y hambre en el mundo es la mayor demostración de la falta de reconocimiento de los derechos humanos,  y hay que pasar a la acción con hechos y proyectos concretos de promoción y desarrollo que favorezca el poder llevar una vida de acuerdo con la dignidad de la persona.

 

Esta 60 campaña pone una vez más su mirada en la mujer, porque son los rostros más atropellados en su dignidad, porque como dice el cartel de la campaña “una de cada tres mujeres no es como te la imaginas: ni independiente, ni segura, ni con voz”, sin embargo son agentes imprescindibles en el desarrollo humano en los países más pobres y desfavorecidos. Por eso muchos de los proyectos asumidos y financiados por Manos Unidas van destinados a la promoción de la mujer, mejorando sus condiciones de vida y abriendo un camino de esperanza mediante la educación, que es un factor de desarrollo clave en la lucha contra el hambre y la pobreza en el mundo.

Nos  hacemos eco de aquellas palabras del Papa Francisco en la jornada mundial de los pobres: queremos ser esas benditas manos que se abren para acoger a los pobres y traer esperanza, y convocamos a todos cuantos quieran unir sus manos a las nuestras.

                                  Jesús Arduña

Consiliario de Manos Unidas en la Diócesis de Zaragoza

 

 

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete