Alternativas de desarrollo local para comunidades rurales vulnerables

Un proyecto que tiene como objetivo fortalecer el desarrollo local. Se han impulsado procesos de formación sobre gestión de proyectos autosostenibles, en donde se trabaja en la construcción de propuestas que puedan integrarse en programas y políticas locales. 

Desarrollo local para comunidades rurales vulnerables. Foto: Manos Unidas

El proyecto tiene como objetivo fortalecer el desarrollo local, el restablecimiento socioeconómico y la restitución de derechos a la población víctima del desplazamiento forzado retornada en las comunidades rurales acompañadas. Esto se lleva a cabo por medio de procesos de fortalecimiento: el primero de las capacidades productivas desde el acompañamiento técnico a los agricultores para la consolidación de sus unidades agrícolas de seguridad alimentaria y generación de ingresos; y el segundo de los procesos comunitarios de organización y convivencia para la re-composición del tejido social que ha sido afectado por el conflicto armado para mejorar los niveles de confianza y comunicación, para la transformación de las relaciones sociales y el establecimiento de redes de cooperación. El proyecto pretende generar condiciones para la paz y la reconciliación desde el territorio.

Teniendo en cuenta que el acompañamiento con las nueve comunidades no parte de cero, se realizó un plan de fortalecimiento específico para cada una de ellas en el que se tuvieron en cuenta los aprendizajes previamente recibidos de cara a las nuevas necesidades que surgen en el día a día. Se han realizado acciones de formación y reflexión a nivel individual, familiar y comunitario en torno a los Derechos Humanos, Derecho Internacional Humanitario, Derechos de los NNAJ, mecanismos de exigibilidad, transformación de conflictos y procesos de reconciliación personales y colectivos.

Asimismo, para el fortalecimiento de la organización comunitaria y de las capacidades de participación por parte de la población en procesos de indecencia a nivel local, se han impulsado procesos de formación sobre gestión de proyectos autosostenibles, en donde se trabaja en la construcción de propuestas que puedan integrarse en programas y políticas locales.

También se ha realizado un acompañamiento para el mejoramiento productivo por medio de visitas de asistencia técnica y talleres de formación y reflexión en torno a buenas prácticas agrícolas. Se construyó un diagnóstico individual de las nueve comunidades sobre las condiciones del medio ambiente y las prácticas humanas que han llevado al deterioro de los recursos naturales, el cual permitió iniciar un plan de formación que tiene en cuenta las necesidades y temas urgentes por manejar en la zona acompañada.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete