Una escuela profesional agropecuaria para los jóvenes de Netia

En esta región el analfabetismo raya el 80% y las infraestructuras educativas son insuficientes. Por esta razón, la comunidad de la parroquia de Netia solicita ayuda para crear una escuela profesional agropecuaria que permita desarrollar un trabajo digno a los jóvenes.

Escuela profesional agropecuaria de Netia, Mozambique

El proyecto se sitúa en la región de Netia, situada al nordeste de la provincia de Nampula, donde el 90% de la población vive exclusivamente del campo y la gran mayoría es pobre, acorde a la realidad de Mozambique. La población vive en chozas hechas de palos y bambú entrelazados, cubiertos de adobe y con cubiertas de paja. Viven de la agricultura de subsistencia. Si el tiempo ayuda comen y si no, pasan hambre cíclica llegando a producirse muertes por inanición. Viven en constante lucha con las enfermedades, muchas endémicas o epidémicas como la malaria, el cólera, el sarampión, la lepra, la tuberculosis, el HIV/SIDA, etc. El nivel cultural es muy bajo, con un índice de analfabetismo cercano al 80 % en la población adulta, que carece de conocimientos mínimos en materias básicas como higiene, salud o derechos. Además, las infraestructuras educativas y sanitarias son insuficientes.

Los responsables de la mision de Netia, fundada en los años 60, trabajan mano a mano con las comunidades intentando mejorar sus condiciones de vida. El área de influencia de la misión comprende 92 comunidades. Hace unos años, iniciaron labores de identificación de los mayores problemas de la población y comenzaron, poco a poco y a través de los consejos comunitarios, a organizar grupos en las aldeas para facilitar la formación y sensibilización de la población, principalmente con mujeres y jóvenes.

Construcción de un edificio de dos aulas y su equipamiento

Al carecer de escuela secundaria, los jóvenes que terminan 7º curso no pueden continuar los estudios y el que puede emigra a las ciudades de Nampula o Nacala aumentando la pobreza urbana de esas ciudades. Para poder dar una salida profesional a los jóvenes, la comunidad de la parroquia de Netia, con la aprobación del Ministerio de Educación, se ha propuesto crear una escuela profesional agropecuaria. Cada año, 120 jóvenes podrán cursar los tres años que componen la titulación de Técnico Profesional de Nivel Básico - Rama Agraria- que les permitirá desarrollar un trabajo digno para ganarse la vida.

La Comunidad de la parroquia de Netia solicita la colaboración de Manos Unidas para financiar la construcción de un edificio de dos aulas y su equipamiento. El sistema de enseñanza de las escuelas agropecuarias consiste en cursar dos semanas de teoría y dos semanas de prácticas en las aldeas de los alumnos por lo que solo precisan dos aulas para los tres cursos ya que nunca estarán en la escuela más de dos cursos en clases teóricas.

El socio local aporta el 5% del coste, el terreno y la colaboración de los alumnos en los trabajos preliminares de la obra. Los profesores serán pagados por el Gobierno y la Parroquia, y las ONGs DISOP (Belga) y ESSOP (Francesa) colaboran en los gastos del personal auxiliar y el mantenimiento.

El proyecto beneficiará cada año a 120 jóvenes e indirectamente a sus familiares, que pueden estimarse en unas 600 personas.

Para que Manos Unidas pueda llevar a cabo proyectos como este.

Dona

También te puede interesar

Transparencia y buen gobierno

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Infórmate

Suscríbete a la newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete