COP24: dos informes esenciales

De cara a la COP 24 (Conferencia de las Partes de la ONU sobre Cambio Climático) que se celebra en Polonia este mes de diciembre, CIDSE, la alianza internacional de ONG católicas de desarrollo de la que Manos Unidas forma parte, difunde estos documentos que, en su versión en castellano, invitamos a leer.

Portada de uno de los documentos que ha elaborado CIDSE y que Manos Unidas invita a leer

De cara a la COP 24 (Conferencia de las Partes de la ONU sobre Cambio Climático) que se celebra en Polonia este mes de diciembre, CIDSE, la alianza internacional de ONG católicas de desarrollo de la que Manos Unidas forma parte, difunde estos documentos que, en su versión en castellano, invitamos a leer.

Este informe de CIDSE, traducido al castellano por Manos Unidas,  explica cómo un cambio de paradigma en la sociedad civil, en nuestro estilo de vida, en los sistemas energéticos y en nuestros hábitos de consumo, ayudarían a reducir la temperatura media global para llegar a los niveles pactados en el Acuerdo de París de 2015 (1.5 º C). Basándose en el Diálogo de Talanoa, creado en la pasada COP 23, CIDSE pretende responder a tres preguntas claves: ¿dónde estamos, dónde queremos ir y cómo llegamos ahí? Se trata de respuestas necesarias para poder seguir trabajando en la lucha por el cambio climático. Las respuestas recibidas han sido la base para las negociaciones de la COP 24 de Katowice.

En este informe, CIDSE aboga por eliminar el uso de los combustibles fósiles y apoyar el uso de energías renovables. Además, se considera que una transición hacia la agroecología ayudaría a que nuestros estilos de vida no fuesen tan dañinos para el medio ambiente. En definitiva, CIDSE pretende lograr esfuerzos comunes basados en la Encíclica Laudato Si del Papa Francisco, para lograr el cuidado de nuestra casa común, que es única y limitada.

Así se titula el segundo informe creado por CLARA, la Alianza del Clima y Uso de la Tierra, de la que CIDSE forma parte. Este informe pretende anteponer las necesidades de las personas y del planeta para lograr los objetivos del Acuerdo de París, salvaguardando los derechos comunitarios sobre la tierra de los pueblos indígenas y las comunidades locales, ya que, según CLARA, ‘’representa la acción climática más efectiva, eficiente y equitativa que los gobiernos pueden emprender para reducir su huella de carbono y proteger los bosques del mundo’’.

En definitiva, el informe completo considera que los caminos que faltan para llegar al límite de 1.5 º C pasan por realizar cambios en el uso de la tierra y en su gestión, ya que estos pasos ayudarán a lograr los objetivos fijados en el Acuerdo de París relacionados con la equidad, la integridad ecológica y los derechos.

También te puede interesar

Consulta las memorias de años anteriores

Conoce nuestras memorias y buenas prácticas.

Transparencia

Suscríbete a nuestra newsletter

Informarse es el primer paso para actuar.

Suscríbete